Sobre nosotros

SOBRE NOSOTROS

 

 

Estimado Sr./a nuestro/a:

Tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. para hacerle llegar la presentación formal del estudio jurídico BARQUERO ABOGADOS, poniendo en su conocimiento los servicios de nuestro estudio junto con una breve reseña de las actividades que llevamos adelante.

El mercado de los servicios legales ha experimentado una gran transformación en la última década hasta llegar a convertirse en un entorno altamente competitivo.

Las organizaciones contratan servicios legales cuando tienen una necesidad que no pueden satisfacer autónomamente. Quieren abogados que comprendan su negocio y las implicaciones económicas de su problema u oportunidad.

Sin embargo, también están buscando profesionales con quienes llevarse bien, que se comprometan con sus metas, que traten sus asuntos y a ellos mismos como únicos e interesantes, que entiendan sus perspectivas e intereses y, en definitiva, en quienes poder apoyarse

Estas son algunas de las metas que perseguimos en este despacho de abogados, con sede física en Monterrubio de la Serena y Cabeza del Buey, que brinda asesoramiento y patrocinio jurídico integral a particulares, empresas y resto de organizaciones públicas y privadas.

Proveemos servicios de consultoría, asesoramiento legal y defensa en juicio en temas civiles, penales, administrativos, mercantiles, bancarios, laborales y financieros – tributarios. Nuestros abogados combinan una distinguida trayectoria académica acompañada de una atención personalizada y constante al cliente.

En esta página web podrá obtener mayor información acerca de nuestro funcionamiento,  nuestras áreas de especialización, las noticias jurídicas de mayor relevancia, los testimonios de algunos de nuestros clientes, y algunas de nuestras resoluciones judiciales, en las que trabajamos recordando siempre los “Mandamientos del Abogado”,

 

 

  • Ama a tu profesión. Trata de considerar la abogacía de tal manera que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti proponerle que se haga abogado.
  • Estudia. El Derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado.
  • Lucha. Tu deber es luchar por el Derecho, pero el día que encuentres en conflicto el Derecho con la Justicia, lucha siempre por la Justicia.
  • Olvida. La abogacía es una lucha de pasiones. Si en cada batalla fueras cargando tu alma de rencor, llegará un día en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota
  • Piensa. El Derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando.
  • Sé leal. Leal con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal para con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal para con el juez, que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú le dices; y que, en cuanto al Derecho, alguna que otra vez, debe confiar en el que tú le invocas. Intenta ser leal con todo el mundo y todo el mundo intentará ser leal contigo.
  • Ten fe. Ten fe en el Derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana; en la Justicia, como destino normal del Derecho; en la Paz, como sustituto bondadoso de la Justicia; y sobre todo, ten fe en la Libertad, sin la cual no hay Derecho, Justicia, ni Paz
  • Ten paciencia. El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración..
  • Tolera. Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya.
  • Trabaja. La abogacía es una dura fatiga pues está al servicio de la Justicia..